JOEL DOS SANTOS REPASÓ SU CARRERA ATLÉTICA Y SUS HOBBIES EN EL VIVO CON FAM

EL SALTADOR Y VELOCISTA JUVENIL DEL ATLETISMO DE LA MUNICIPALIDAD DE LOMAS DE ZAMORA PARTICIPÓ EN EL CICLO DE DIÁLOGOS EN VIVO DE LA FEDERACIÓN POR IGTV
02-07-2020

 

Joel Dos Santos, la joven promesa del atletismo metropolitano y nacional, que transita en el conjunto de la Municipalidad de Lomas de Zamora, pasó por el ciclo de “Diálogos en Vivo de FAM”,  con los protagonistas del atletismo metropolitano, y en la emisión que se dio por el Instagram Tv de la federación (y puede volver a reproducirse) mantuvo una más que entretenida charla con el conductor Ezequiel Brahim, en la que dejó interesantes percepciones sobre los inicios de su carrera atlética, sobre su pasatiempo ligado a otra de sus pasiones -la música- y mucho más.

 “Empecé originariamente en el club alemán de la Sociedad de Gimnasia de Almirante Brown a los 13 años, porque me llevó mi mamá que entrenaba atletismo ahí haciendo 100 y 200 metros”, así se presentó el atleta de 19 años y oriundo de Adrogué. Y agregó: “Me gustaba correr y empecé con Poldo Kerwitz, que tiene la costumbre de preparar atletas de forma general en todas las pruebas. Pasé por garrocha, alto, jabalina, que soy muy malo –enfatizó-, y por vallas. Descubrí que esas pruebas no eran lo mío. Pero lo que más me llamó la atención fue la velocidad, hacer 80 metros en ese tiempo, y salto en largo, que era mi fortaleza”.

“Velocidad y salto en largo se me complicaba entrenarlas de manera individual y me pasé en 2018 a Lomas de Zamora, que era lo más cercano a mí casa. Ahí me encontré con Marina Fernández y me puse a entrenar lo que realmente me gustaba”, relató este explosivo deportista que transita su primer año en la categoría U23.

Pese a que su carrera en el deporte recién comienza, Dos Santos reconoció la positiva influencia que ejerció su entrenadora para lograr el click que necesitaba en su incursión en el atletismo: “Me convertí en atleta en el segundo año que entrené con Marina. Ella me abrió los ojos, me transmitió que tenía talento y que me daba para ir por más. Y si tenía todos los recursos para hacerlo –dije- por qué no hacerlo”.

Esa maduración deportiva la adjudicó a que “vos cruzas la puerta de ser atleta cuando cambias la mentalidad y cambias ciertas pautas de vida en pos de buscar un objetivo, una meta difícil; pero la haces con gente que te apoya en cumplirla y en hacerla realidad; de ahí empezás a entrenar puntualmente para conseguirlo”, analizó.

Y así fue como el talentoso atleta de la Municipalidad de Lomas de Zamora mostró rápidamente un notable progreso. En 2018  fue campeón nacional U20 con la camiseta de FAM en los 100 metros, bajando en 30 centésimas su marca y ubicándola en 10s71, fue campeón en las postas 4x100 y fue medalla de bronce nacional en salto en largo con un registro de 7,07 metros.

Mientras que un año después siguió en ascenso. Nuevamente se consagró a nivel nacional en los 100 llanos. Y un mes después tuvo un fin de semana memorable en el Campeonato Sudamericano U20 de Cali, donde fue campeón en salto en largo –cortando con una racha de 35 años sin títulos para el país en esa disciplina y en dicha categoría- y en el cual igualaría –por unos meses- el récord nacional U20 de los 100 metros (10s57) en la fase de clasificación, la que lo depositó en la final donde terminó en el cuarto lugar con una centésima más (10s58).

Esos acontecimientos cumplieron su primer aniversario hace unos 15 días atrás, pero el recuerdo en el atleta aún sigue intacto: “Me pongo muy… muy nervioso representando al país. La primera vez que lo hice en Cali, en los 100, literalmente estaba temblando en la partida baja. Estaba muy nervioso, pero al segundo día, en la prueba de largo, ya estaba más relajado”, rememoró.

Asimismo, el joven atleta detalló que “la presión cae mas en responderle al entrenador y a la gente que te ayuda en el proceso. No hay nada más satisfactorio que hacer bien el trabajo en respuesta y devolución a toda esa gente”, entre los que destacó en el agradecimiento a “mi entrenadora (Marina Fernández), mi preparador físico Diego Tejera y mí vieja (Viviana Iraha), que es la que siempre se está moviendo y me levanta cuando no tengo ganas de entrenar”.

La agradable charla entre la figura del atletismo de Lomas de Zamora y Ezequiel Brahim derivó también –entre risas- en la rivalidad que se ha generado con el velocista de Quirón Franco Florio, quien es otro de los animadores metropolitanos de las pruebas de velocidad, con el que suelen tener performances sobresalientes y ha compartido cuarteto de postas en FAM y el seleccionado nacional, y es –en definitiva- quien se adueñó de la plusmarca U20 de 100 llanos (10s51) en octubre del año pasado.

“Con Franco Florio me llevo bien, puede haber una cierta rivalidad a la hora de correr, pero cada uno al momento de hacerlo debe demostrar quién es el mejor. De eso se trata”, aseveró Dos Santos y agregó: “Todos tenemos rivales y la motivación del atletismo está en mejorar tus marcas personales y en ganarle a tu rival. Y cuando me entreno, me maquino que tengo que dar el cien por cien para ganarle a los rivales, aunque a veces no se den las cosas”.

 El lado B del Atleta

La riquísima conversación con el velocista más rápido de la Municipalidad de Lomas de Zamora dejó un párrafo aparte, extradeportivo. Porque Joel Dos Santos posee un hobby que le ha despertado su otra pasión: la música.  

“Hace dos años que aprendí guitarra, bajo y batería. Con mi hermano y un amigo comenzamos a tocar como hobby. Eso me desconecta, me relaja en los momentos que no entreno ni estudio”, manifestó, aunque aclaró que “no me considero músico, sólo me gusta la música y hago arreglos de producción”.

Entre sus preferencias musicales destacó: “Me gusta mucho el funk del 70 y 80, el blues, el soul y el rock”. Y entre los instrumentos analizó que “la guitarra habla un idioma, la batería habla otro y el bajo los une y los lleva a una misma sintonía”. 

Asimismo, Dos Santos asimiló que “en algún punto el atletismo y la música tienen una similitud en cuanto a la preparación previa, la rutina de entrenamiento, a la dedicación y adaptarte a los procesos de preparación”. 

No obstante, para la alegría de sus seguidores en las pistas, el velocista y saltador aseguró que su camino seguirá transitando por los andariveles del sintético por mucho tiempo más, porque tiene en claro que “para ser músico hay todo un proceso y toda una idea más atrás de eso, que va más en profundidad, y que no la tengo. Disfruto de tocar con amigos pero no profundizaría más esa cuestión. No pienso volverme profesional, es sólo un hobby”, concluyó. 

Eusebio Moyano y Laura Gónzalez, los mejores de l
La carrera fue realizada por Sportsfacil...
Series confirmadas para el fin de semana: Metropol
Se realizará el 26 y 27 de Noviembre en...
Se viene el 51º Sudamericano de mayores en Lima
Se disputará del viernes 24 al domingo ...
La elite africana y Joaquín Arbe, protagonistas d
La prueba atlética urbana más convocan...